Blog

fusionate.es / Noticias  / Conoce los diferentes tipos de té
tipos-de-te

Conoce los diferentes tipos de té

Seguro que te has preguntado muchas veces cuántos tipos de té existen. En Fusionaté queremos ayudarte a conocer mejor el mundo del té, por ello, en este artículo te contaremos todo lo que debes conocer para diferenciar las variedades de té.

Lo primero que debes saber es que aunque existan diferentes tipos de té, todos provienen de la misma planta, la camellia sinensis. Una planta que es originaria, como no podía ser de otra forma, de China, concretamente de la provincia de Fujian. Sus diferencias dependen de la forma en la que esté tratada la hoja de té. De esta forma, de la misma plantación, se pueden obtener diferentes variedades de té.

Así, según sean tratadas las hojas de la Camellia sinensis encontraremos diferentes tipos de té.

Té Blanco

El té blanco se elabora con yemas y también hojas jóvenes de la planta denominada Camellia sinensis ¿Cómo se elabora? Para elaborar el té blanco, se dejan marchitar las yemas y las hojas de la planta para después secarlas al sol. Para prevenir que se oxide se procesa tanto las yemas como las hojas ligeramente. Su nombre proviene de las vellosidades plateadas de las yemas de la planta de té que le dan una apariencia más blanca.

Té Verde

El té verde es un tipo de té que no ha sufrido ningún tipo de oxidación durante su elaboración, a diferencia de otro tipos de té como puede ser el té negro. El té verde se elabora a partir de hojas frescas de Camellia sinensis y no se fermentan, sino que se prensan, para después enrollarlas, triturarlas y ya dejarlas que se sequen. Es uno de los tipos de té más producidos, supone una cuarta parte del total de té producido mundialmente.

Té Amarillo

El té amarillo se procesa de una forma parecida al té verde, aunque su fase de secado es mucho más corta, las hojas de la planta Camellia sinensis, se dejan reposar cuando están húmedas, haciendo que estas se amarilleen. Tiene un sabor similar al del té verde y al del té blanco.

Té Oolong

El té Oolong se trata de una variedad de té que también se denomina té azul, literalmente, se traduce como té de dragón negro. Un té que en cuanto a oxidación se encuentra entre el té verde y el té negro. Aunque se somete a un proceso de oxidación, no es tan largo como el del té negro. Contiene más teína que el té verde, pero menos que el té negro.

Té Negro

El té negro es un tipo de té que tal y como hemos adelantado tiene un mayor grado de oxidación que las variedades anteriormente descritas, el té blanco, té verde y té Oolong. Se trata de un té que contiene mayor cantidad de cafeína y además posee un aroma más fuerte.
Dark Teas (Puerh, Heicha y otros post-fermentados).

Los Dark Teas o también conocidos como variedades de té fermentadas. Son unos tipos de té que han pasado por un proceso de fermentación secundario. Un tipo de té que envejece y durante este proceso las bacterias reaccionan con las hojas cambiando el aroma, sabor y aspecto de la Camellia sinensis. Se trata de unos tipos de té probióticos.

Blends de té

Sin embargo, estas no son las únicas variedades de té que podemos encontrar hoy en día en el mercado. Ya que existen los llamados blends de té, que son mezclas de té con distintos productos como frutas, especias o hierbas que le otorgan al té diferentes aromas y sabores.

En estas mezclas encontramos los distintos tipos de té, mezclados con productos como vainilla, canela, manzana… para otorgarles un sabor diferente. Por ejemplo, uno de los tés más conocidos del mundo, el Earl Grey, es una mezcla de té negro con bergamota.

Si quieres disfrutar de diferentes tipos de té y blends, no te pierdas la amplia variedad de infusiones que te ofrecemos en Fusionaté.